Número 4 - diciembre 2014Preguntas y respuestas

Preguntas del blog. Responde Christian Ríos

ecos-primer-año-riosPrimer Aniversario de la Sección La Plata de la Escuela de la Orientación Lacaniana

 

-Blog de la Sección:¿Qué impacto particular ha tenido en tu formación esta experiencia?

-Christian Ríos: En mi caso, entré a la Escuela algunos años antes de la fundación de la Sección EOL La Plata y, como en la mayoría de los casos, mi pedido de entrada tuvo que ver con un momento muy específico de mi análisis, conjuntamente con un cambio de posición subjetiva, en relación al saber, producto de diversas experiencias en carteles. Ese trayecto hizo que deseara la Escuela, en La Plata, antes del inicio del MOL. Pero aún así, en aquel momento, me encontraba trabajando en uno de los grupos analíticos de la ciudad, y hoy considero que el trabajo previo fue necesario para querer lo que ya deseaba. Con la disolución y la fundación de la Escuela se abrió, para mí, una nueva dimensión del trabajo, diría más allá del grupo analítico, en la inquietante soledad colectiva que propone la Escuela y en una heterogeneidad transferencial que antes no había experimentado. A un año de la fundación, diría que la Escuela me posibilitó compartir el trabajo con colegas que vivían en la misma ciudad y con los cuales jamás había cruzado una palabra. Trabajo que se produjo desde la participación en las Noches de Escuela, en las Jornadas Anuales, en las conversaciones de carácter político en la Instancia Diagonal, donde nos encontramos causados a pensar el psicoanálisis, la Sección y la ciudad, en los aportes para el Blog, en los seminarios diurnos. Pero también en el intercambio con colegas de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y Rosario, que me permitió constatar que la experiencia de Escuela no se reduce a ningún territorio.

 

-Blog de la Sección: ¿Considerás que ya comienzan a manifestarse algunas repercusiones, en el psicoanálisis de la ciudad, ante esta nueva presencia de la Escuela? ¿Cuáles?

-Christian Ríos: La Escuela cambió la configuración del mapa analítico en la ciudad. Si pensamos el psicoanálisis en términos de intención y extensión, diría que la extensión ya presentaba un importante desarrollo en La Plata, pero faltaba el trabajo en intensión. Esa dimensión vino con la Escuela. Hoy por hoy, el psicoanálisis –en la ciudad– pasa por la Escuela. Hecho de suma importancia, ya que permitió ubicar la formación del analista en el lugar apropiado para ello: La Escuela. En dicho sentido, “la formación del analista” fue uno de los principales ejes de trabajo en el presente año.