CartelesNoches de Carteles 2021

La Escuela: Lazos con el Saber. Por Laura De Nucci

Laura De Nucci

La Escuela: Lazos con el Saber

Durante más de una década he participado de Seminarios, Cursos, Jornadas, Congresos y demás eventos que la Escuela pudiese organizar; sin embargo, no había pasado aun por la experiencia de cartel; no queriendo decir con esto que no haya integrado uno.

 ¿Qué lazo me ha unido todo ese tiempo a la Escuela?  ¿Qué lazo me une actualmente a mis compañeras de cartel para poder decir que la experiencia fue posible?

En el “Banquete de los Analista”, Miller dice que “para Lacan, la transferencia define cierta relación con el saber que es causal del amor” (1). Y se pregunta, “¿Qué relación es esta? Supone un saber escondido, no explicito(..).” (2) Asimismo en la “Proposición del 9 de Octubre de 1967”, Lacan manifiesta que “ese sujeto supuesto saber (SsS) no es real, sino un efecto que se propaga cuando en el lugar equivalente a la agalma está el saber” (3)

Para comenzar, entonces, puedo situar, que el lazo que me ha unido todo ese tiempo a la Escuela fue el amor, más específicamente un “tonto amor de transferencia”.

El amor se dirigía a la Escuela, y a sus integrantes, haciendo de estos Sujeto Supuesto Saber.

Los seminarios, cursos etc., me permitían mantener una distancia a apropiada para la suposición de saber en el Otro.  Sosteniendo un Otro lejano y así consistente.

Fue necesario un movimiento en el propio análisis, para que otro lazo fuese posible.

Podemos pensar entonces que ese supuesto amor al saber, en realidad cubría el horror al saber, velaba la división del Otro, y principalmente la propia; fue necesario que algo del goce cediera para que ese Otro consistente se agujeree dando lugar al deseo, dando lugar a la causa del mismo, permitiendo el surgimiento del deseo de cartel y un nuevo lazo.

El azar, o el buscar cartel, hizo que a los integrantes de nuestro cartel solo nos uniese, en ese primer momento, la causa analítica y el interés de investigar el mismo tema.

El Otro agujereado, o por lo menos no tan consistente, producto del análisis, ya no todo sabe, y por tal motivo hay lugar para trabajar, elaborar, construir con otros en una nueva lógica colectiva.

Mauricio Tarrab en la Revista de Carteles de la Escuela menciona que dicha “lógica colectiva, (en contra posición) a lo que llamamos la psicología de las masas, (es decir, un) lazo colectivo estructuralmente situado respecto del Ideal que satura la falta, puede encontrar su variante en una lógica colectiva que se sitúa respecto de la falta en el Otro. Respecto del agujero en el saber.” (4) Agujero en el saber que es resguardado por el más uno para que la experiencia sea posible.

El más uno, entonces, interviniendo con puntos suspensivos, haciendo agujeros en el conocimiento que cada una lleva a los encuentros, sostuvo la experiencia causando la elaboración colectiva y el producto individual; propiciando un lazo diferente, una transferencia distinta, donde lo que se transfiere es el trabajo mismo. Transferencia de trabajo, transferencia recíproca.

Siguiendo a Miquel Bassols, “el lazo que nos une como transferencia de trabajo (es) una transferencia fundada en una crítica recíproca” (5). Donde “La orientación no es solo ni fundamentalmente la referencia común a unos textos, a alguien con quien cada uno mantenga también una transferencia. Es una orientación argumentada, discutida, sin acuerdos tácitos y siempre más allá de las identificaciones supuestas en el otro” (6)

Transferencia reciproca entonces, como trabajo colectivo que permite la producción de un saber, un saber no acabado, donde el más uno descompleta dicho saber y promueve su elaboración, trabajo que, justamente por ser no acabado, está abierto a la crítica. (7)

Critica despojada de su connotación negativa, tomándola como un conjunto de juicios que responden a un análisis serio.

Para finalizar concluyo que el ida y vuelta, del análisis al cartel, y del cartel al análisis, produjo en mi todo un acontecimiento, el rasgo elegido al inicio de los encuentros, Acontecimiento de Cuerpo, encarnaba algo más que un interés epistémico dando lugar a un nuevo lazo con la Escuela y con su colectivo. La trasferencia reciproca no hubiese sido posible sin dicho movimiento entre el análisis y el cartel. No puedo negar que luego de estos dos años de trabajo se generó en mi un gran aprecio por mis compañeras; tal vez sea tiempo de despegar para hacer otra cosa. “antes de quedar tan pegada que ya no pueda salirme.” (8)

Notas

(1) Miller, J. “Transferencia de trabajo”. El Banquete de los analistas. Editorial Paidós 2010 Pag. 191

(2) Ibíd.

(3) Marchesini, A. “Transferencia y amor en la Ultimísima”. Revista Lacaniana 29. Editorial Grama 2021. Pag 63.

(4) Tarrab, M. “En el cartel se puede obtener un camello”. 4 más Uno. Revista de Carteles de la Escuela de la Orientación Lacaniana . http://www.cuatromasunoeol.com/sv/referencias.en-el-cartel-se-puede-obtener-un-camello 2020.  

(5) Bassols, M. “La orientación es la transferencia de trabajo”. Boletín n°2 de la VI Jornada de Elucidación de Escuela.  .

 https://ne-np.facebook.com/Escuela.Lacaniana.de.Psicoanalisis/posts/1739385936243164/ 2021

(6) Ibíd.

(7) Aramburu, J. “Los carteles y la Escuela”. 4 más Uno. Revista de Carteles de la Escuela de la Orientación Lacaniana   http://www.cuatromasunoeol.com/sv/referencias.los-carteles-y-la-escuela 2020                                  

8)Lacan, J. “El señor A”. 4 más Uno. Revista de Carteles de la Escuela de la Orientación Lacaniana . http://www.cuatromasunoeol.com/sv/referencias.el-senor-a-jacques-lacan 2020