Jornadas y CongresosNúmero 6 - diciembre 2015

Fanatismo: Nombre de goce

Fanatismo Nombre de goceSegunda Noche Preparatoria de las II Jornadas Anuales: El cuerpo y sus fanatismos ‑ EOL Sección La Plata, 15 de Julio de 2015

 

Christian Ríos

 

El tema de nuestras jornadas nos fuerza a delimitar dos categorías -fanatismo y cuerpo- y a elaborar su articulación.

Pensar en el cuerpo, antes que en el fanatismo, nos orienta en una dirección definida: el goce. El cuerpo que importa al psicoanálisis es el cuerpo como sustancia gozante. Por ello, considero que si nos interesa hablar de fanatismos, no es para empantanarnos en otros discursos, sino para dar cuenta de cómo el goce se juega en los sujetos contemporáneos.

En este sentido, podemos pensar el fanatismo como un nombre de goce de la época.

Entonces, teniendo en cuenta que no hay una sola concepción del cuerpo, como tampoco un solo paradigma del goce, en la enseñanza de Lacan, me pregunto: ¿cuál es el goce en juego en los fanatismos? Y por ende ¿de qué cuerpo se trataría?

Una de las líneas de investigación se despliega a partir del ascenso, correlativo a la declinación del Nombre del Padre, del objeto a al cenit social. El capitalismo, al forcluir la castración, produce cada vez más objetos que taponan la división subjetiva.

Esto no es sin una orientación superyoica: ¡Goza! Determinados fenómenos sociales como la violencia, los síntomas contemporáneos, en su decidido carácter adictivo y compulsivo, como así también determinados tipos de agrupamientos, se explican desde la perspectiva a > I.

De ello da cuenta Juan Ramón Verón (1) al comparar “el fanatismo de antes con el fanatismo de ahora” (2). En el fanatismo de antes, para la Bruja, había más amor al club, en tanto el fanatismo actual se caracteriza por la violencia y los intereses económicos.

Desplazamiento que iría desde la familia futbolera a las mafias organizadas, de los fervientes simpatizantes a los “hinchas caracterizados”, de las escaramuzas entre los seguidores de diferentes equipos a las violentas contiendas entre fanáticos de un mismo club. De la inocente canción del año ‘68:“Si ve una bruja montada en una escoba, ése es Verón, Verón, Verón que está de joda…” a “Quiero jugar contra el lobo, y matar a los triperos, quiero cagarlos a tiros como en aquel 3 a 0, lobo vos sos un cagón, nunca tuviste aguante. Los pibes están en cana porque vos sos vigilante”.

La diferencia se acentúa más, si consideramos que en aquellos años de mística pincharrata, la palabra “joda”, por ser considerada una palabra ofensiva, solía reemplazarse por la palabra moda.

En esta dimensión, el goce en juego en los fanatismos va por la vía del plus de gozar y por ende se trata del cuerpo mortificado por el significante.

Por otro lado, observamos que ante la declinación del Nombre del Padre, como seña Eric Laurent, surgen nuevas formas de goce, que se proponen y se contagian de manera inmediata.

Ubicamos allí el fenómeno del Yihadismo en Europa. Jóvenes que se enganchan, ante el sin sentido radical y sin mediación identificatoria a un ideal, a esta propuesta de goce. Ante el impasse frente a los nuevos reales, surge la promesa, individualizada por la técnica, que se transforma en un imperativo.

Por último, apoyándome en el titulo de los Fanzines, “Versiones del fanatismo”, me pregunto si determinados fanatismos constituyen formas de tratamiento del cuerpo, es decir arreglos o soluciones singulares al problema del goce.

En esta dirección interpreto los dichos de nuestro tatuador (3), cuando señala que existen casos de personas que se tatúan, aún a riesgo de quedarse sin lienzo, pero a condición de armarse un cuerpo, una pieza encima de otra (4).

 

 

Notas

 

(1) Juan Ramón Verón (La Bruja) es un ex- un futbolista, símbolo del Club Estudiantes de La Plata, campeón de la Copa Intercontinental de 1968.

(2) Fanzine #3: Versiones del fanatismo: Futbol. Disponible en http://www.eol-laplata.org/Jornadas-y-eventos/002/Fanzine/003.html

(3) Luciano Ghidini ha trabajado, desde el año 2000, como tatuador en distintos estudios de la ciudad de La Plata (Guajiro, Tatuarte, Las Calaveritas) y de Barcelona (True love rebel, Le´embruix, Woodoo tattoo).

(4) Fanzine #5: Versiones del fanatismo: Tatuajes. Disponible en http://www.eol-laplata.org/Jornadas-y-eventos/002/Fanzine/005.html