Extraordinario – II parte - diciembre 2020

Seminario Clínica de las toxicomanías: Inconsciente y goce toxicómano

SEMINARIOS DIURNOS EN ASPO. EOL Sección La Plata 2020

Por Agustín Barandiarán

El seminario “Clínica de las toxicomanías” se viene desarrollando de manera tradicional es decir de forma presencial desde el año 2016 hasta este particular  2020.  La propuesta epistémica mantuvo su eje  durante estos años,  renovando bibliografías y actualizando preguntas y enfoques, tomando cada comienzo de año un tema de referencia en el marco del argumento, que es de manera sucinta, trabajar la satisfacción que se pone en juego en la toxicomanía, de que goce se trata allí, siempre teniendo en cuenta lo particular de cada estructura y lo singular de cada sujeto.  Pensándolo como una respuesta contemporánea ante la problemática de la no relación sexual, tal como lo plantea Jacques Miller en su conferencia “El goce autoerógeno”

En los últimos dos años hemos trabajado con “La tercera” como ruta que nos permitió junto con “RSI” articular el trabajo con el nudo borromeo para poder situar lo que sucede con  el goce en cada uno  de los registros.

Nuestro interés siempre es poder delimitar y trabajar al goce en su iteración y su repetición. Es decir el goce que hay y el goce fálico o el plus de gozar, para poder pensar la clínica de las toxicomanías así como también la clínica actual y sus presentaciones de goce no tan sintomáticas en un sentido clásico.

Hemos elegido el significante clínica en el titulo del seminario porque la propuesta consiste en hacer presentaciones de casos también. La casuística es un eje fundamental para este seminario. Aquí encontramos el primer obstáculo para afrontar este año de pandemia y cuarentena obligatoria, puesto que lo virtual no permite garantizar del mismo modo que lo presencial la privacidad e intimidad de las presentaciones. O al menos eso pensamos al momento de reproyectar el año de trabajo.  Así que en principio decidimos darle una consistencia más teórica y epistémica. Sin embargo como este año tuvimos como referencia al arte, abordándolo desde diferentes épocas y disciplinas yendo de “los poetas malditos”  a los artistas más contemporáneos para elucubrar sobre la toxicomanía, la sublimación y el saber hacer o no con el goce. En este sentido más allá del arte en general, la referencia a algún artista en particular suple en algún aspecto algo de lo que la casuística del espacio presentada por los responsables o participantes, nos aporta. Sin por ello dejar de recurrir a pequeñas viñetas como solemos hacerlo.

También hemos sentido la dificultad de hablarle a la pantalla que nos evoca de manera más patente y literal la conocida referencia de Jaques Lacan cuando expresa que  “habla a las paredes”  en los  seminarios dictados en el hospital Sainte-Anne en el año 1972.  Así,  más allá del malentendido estructural, se suma  la imposibilidad de que todos los presentes habiten con sus cuerpos el mismo espacio, con las contingencias y dificultades que ello conlleva, a lo que hay que agregar los problemas inherentes a la tecnología que todos conocemos.

Por otro lado el uso de la virtualidad también  amplio  el alcance del seminario ya sea en cantidad como en variedad de participantes,  que además pudieron acceder de lugares más lejanos. Este acontecimiento junto con el hecho de  encontrar un interés en los colegas de otros lugares  es el que deja una marca a tener en cuenta para el próximo año.

Pensamos que nuestra propuesta de trabajo para el año próximo  debe  incluir la virtualidad de alguna manera. Creemos que lo presencial debe tener en cuenta las virtudes de  lo virtual sin reemplazar una por otra, seguramente la propuesta para el 2021  será analizada en función de poder sacar un buen provecho a la tecnología,  extraer de esta contingencia un saldo que favorezca la posibilidad de la transmisión y dialogo con  los psicoanalistas de Orientación Lacaniana que tengan interés en la toxicomanía.

Responsables: Christian Ríos, Agustín Barandiarán, Camilo Cazalla, Yasmina Romano y Silvia Ávila
Colaboradores: María Constanza Gascón y Natalia Chavari