Ecos y reseñasNúmero 9 - julio 2017

Reseña de la Primera Noche Preparatoria

 

HACIA LAS IV JORNADAS DE LA EOL SECCIÓN LA PLATA: CUERPO: GOCES Y FICCIONES – EOL Sección La Plata, 14 de junio de 2017

 

1 noche preparatoria

 

Mariella Lorenzi

 

El 14 de junio, en la EOL Sección La Plata tuvo lugar la Primera Noche Preparatoria hacia las IV Jornadas. La mesa estuvo presidida por Sonia Beldarrain, Directora de las Jornadas, y por los integrantes de la Comisión Científica: Silvia Salman –miembro de la EOL y la AMP–, Eduardo Suárez y Belén Zubillaga, ambos miembros de la EOL Sección La Plata y de la AMP. Dicha mesa estuvo especialmente escoltada por “Los tipitos”, dos obras del artista Leonel Ribot que dan cuerpo a la imagen elegida por la Comisión Organizadora para las Jornadas, cuya responsable es Marisol Gutiérrez.

Sonia Beldarrain tomó la palabra para comenzar invitando a la comunidad analítica a trabajar en las próximas Jornadas. Acto seguido se realizó la lectura del Argumento y los Ejes que dieron el puntapié inicial y el marco para comenzar a introducirnos en el tema de las Jornadas, previamente propuesto por el Directorio: “Cuerpo: goces y ficciones”.  Se planteó que el título de las IV Jornadas nos convoca a realizar un anudamiento de tres conceptos fundamentales: el cuerpo, los goces y las ficciones, que juntos conforman una trama en la que el psicoanálisis puede operar.

La lectura del argumento se inició con una referencia de la Conferencia “El inconsciente y el cuerpo hablante” de Miller, donde dice: “Hay en el parlêtre al mismo tiempo goce del cuerpo y también goce que se deporta fuera del cuerpo, goce de la palabra que Lacan identifica, con audacia y con lógica, con el goce fálico en tanto que este es disarmónico con el cuerpo (…) un órgano de este cuerpo se distingue por gozar por sí mismo, condensa y aísla un goce aparte que se reparte entre los objetos a. Es en este sentido que el cuerpo hablante está dividido en cuanto a su goce”. (1)

En el momento de las preguntas y comentarios, esta referencia de Miller, fue retomada tanto por el público como por los integrantes de la Comisión científica. De ese intercambio quedó formulada una pregunta como saldo: ¿hay una única y misma sustancia gozante que da como resultado dos goces, el goce en el cuerpo y el goce fuera del cuerpo, o se trata de dos goces distintos?

La comisión científica propuso que puede resultar fecundo explorar los conceptos lacanianos de hystoria y fixión, ya que ellos parecen indicar la presencia de un real que se arraiga en el goce de un cuerpo en tanto sede del trauma. Por otro lado, la lectura del argumento dejó trazada la cuestión de que una experiencia analítica puede ser leída como la hystorización de acontecimientos de cuerpo, relatos de escenas y decires que fijaron una satisfacción y marcaron una vida. Por otro lado, la Comisión Científica introdujo varios interrogantes: ¿De qué modo las ficciones logran hacer entrar al cuerpo en la economía del goce? ¿Cómo se transforma dicha economía a lo largo de una cura? ¿Qué deviene al final?

Asimismo, en cuanto al concepto de ficción, se planteó que hay ficciones que van del síntoma al fantasma, que provienen del encuentro del cuerpo con lalengua. Y por otro lado hay ficciones que se presentan por la vía del sínthoma más allá del fantasma y que conducen a otros modos de anudamiento de lo Real, lo Simbólico y lo Imaginario, lo que desemboca en otros modos de tener un cuerpo.

Algunos de los ejes propuestos fueron retomados en la conversación y se dejó planteada la pregunta por la vigencia del fantasma, por el estatuto del fantasma en un análisis, se habló de las ficciones posmodernas y de las tradicionales. En cuanto al cuerpo, la diferencia quedó situada entre goce pulsional y el acontecimiento de cuerpo, los goces en las toxicomanías, e incluso se planteó qué sucede con el goce en el final de análisis, qué nuevos anudamientos se producen entre el goce y la ficción.

Varias de estas cuestiones fueron luego recortadas y comentadas por el auditorio, abriéndose un debate posterior, que puso de manifiesto un verdadero trabajo de Escuela, encendido a partir de las diferencias, lo cual permitió un enriquecimiento del argumento propuesto de entrada. Tres colegas de la Sección, Alberto Justo, Paula Vallejo y Graciela González, tuvieron a su cargo la tarea de realizar cada uno una pregunta con el objetivo de propiciar aun más la discusión respecto de lo ya expuesto.

La Primera Noche Preparatoria concluyó y dejó abiertas varias cuestiones que posiblemente sean retomadas en los siguientes encuentros preparatorios.

 

 

Notas:

(1) Miller, J.-A.: “El inconsciente y el cuerpo hablante”, Revista Lacaniana N°17, Grama, Buenos Aires, pág. 19.