Ecos y reseñasJornadas y CongresosNúmero 9 - julio 2017

Reseña de la Jornada Clínica “Enredos y desenredos en la práctica analítica”

 

TERCERA ACTIVIDAD PREPARATORIA DE LA EOL SECCIÓN LA PLATA HACIA EL VIII ENAPOL: ASUNTOS DE FAMILIA SUS ENREDOS EN LA PRÁCTICA –Hospital Interzonal General de Agudos Gral. San Martín, 9 de junio de 20017

 

reseña enapol (2)

 

 

Mariángeles Costa

 

El viernes 9 de junio, a las 12 horas, se llevó a cabo la “Jornada Clínica: Enredos y desenredos en la práctica analítica” –en el Hospital San Martín de la Ciudad de La Plata– en el marco de las Actividades preparatorias rumbo al VIII ENAPOL “Asuntos de familia, sus enredos en la práctica” a realizarse el 14 y 15 de septiembre en el Hotel Hilton de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

En lo que ya podemos enunciar como una serie, este fue el tercer encuentro preparatorio que la Sección llevó adelante en el marco de la difusión hacia el VIII ENAPOL, bajo la responsabilidad de María Laura Errecarte y el equipo conformado por Ana Laura Piovano, Gabriela Rodríguez, Silvina Molina, Lorena Parra, Verónica Escudero y quien escribe. Esta Jornada, buscó poner el énfasis a partir de la presentación de seis articulaciones clínicas, en la dimensión de los “enredos en la práctica” en torno de los asuntos de familia. Es por la vía de “enredos y desenredos” posibles en la clínica que este encuentro nos convocó e invitó a trabajar.

Con las palabras de bienvenida y apertura de Lorena Parra, se pasó a la primera mesa de trabajo, que contó con las presentaciones clínicas de Ana Paula Ribeiro, Romina Trejo y María Paula Carasatorre, y la coordinación y comentarios de Verónica Escudero. Luego de la lectura de los trabajos, Verónica Escudero trató de ubicar en los mismos qué nos enseñan sobre los enredos-desenredos en la práctica, consultas hechas en primera instancia por “madres”, las que cuando hablan evocan las preguntas: de quién o de qué hablan, los asuntos que ellas ubican no son de los que hablan los niños y éste fue un punto muy bien localizado en cada uno de los casos. Otro punto de resonancia en los mismos, fue el tema del secreto, haciendo mención a la referencia de J.-A. Miller en “Cosas de familia en el inconsciente”: “es siempre un secreto sobre el goce: de qué gozan padre y madre” (1). Distintos secretos invitaron a conversar, si el secreto es justamente lo no dicho o es lo imposible de decir, situando en cada uno cómo se articulaba de manera singular, ya sea en relación a la trasferencia casi como condición, como un caso muy bien ilustraba, o bien en el dispositivo institucional. Por último, otra de las puntuaciones destacadas tuvo lugar a partir del disparador: ¿qué familia está en juego en cada caso? Destacando en las viñetas que no es por la “familia ideal” que cada uno de ellos encuentre un lugar, sino más bien encontrando las marcas que le permitan hacer con ellas una “familia posible”. A partir de los distintos comentarios se fueron abriendo paso las intervenciones del auditorio que llevaron a tomar nuevamente la palabra a los presentadores. En un clima de mucho entusiasmo se cerró la primera mesa de trabajo.

 

enapol hospital (2)

Pasamos luego a la segunda mesa, con las presentaciones de Pablo González, Lucía Bruno y Daiana Ballesteros, y la coordinación y comentarios de Silvina Molina. Luego de la lectura de los trabajos, Silvina Molina subrayó el acento puesto en esta actividad en los “enredos en la práctica”, en tanto éste “tiene su valor de advertencia para el practicante del psicoanálisis”. Tal como lo explica el argumento del ENAPOL, “no sólo tropiezan los analizantes; los analistas también solemos enredarnos con los asuntos de familia” (2).  En su lectura de los casos, señala cómo éstos nos permiten ilustrar algunos modos singulares en que los enredos de familia devienen un asunto en la práctica. Donde, esa maraña de hilos que es la familia, no necesariamente es un asunto per se, sino que deviene un asunto para quien se analiza. Ubicando la “desnaturalización de la familia” como aquello en resonancia y conversación de los casos. “Desnaturalización” que podía apreciarse al respecto de lo biológico, poniendo justamente en tensión el lazo sanguíneo y el asunto de la transmisión en uno de los casos. Subrayándose la enseñanza que otra viñeta nos aportaba acerca de los llamados “efectos de la destradicionalización de la familia”, donde es el dispositivo hospitalario junto a la practicante del psicoanálisis lo que vuelven plausible la apuesta familiar. Por último, se destaca una versión del padre que nos enseña qué sucede cuando el síntoma toma el relevo del padre escondido. Ubicando también, como hilo de la mesa, lo real del padre como enigma, punto que convocó a varias intervenciones del auditorio.

De la resonancia de lo conversado en ambas mesas, los minutos finales dieron lugar a comentarios que las hicieron dialogar entre sí, más allá de la especificidad de los temas trabajados en cada una. “¿De qué gozan padre y madre?” … resonancia que animó hasta el final.

Se destacó la generosidad de todos los presentadores, que –gracias al gusto por compartir su práctica– permitió a los presentes que podamos aprehender algo sobre los embrollos familiares con el goce, en la verificación a partir de la clínica de que… “nadie ha podido escapar hasta ahora de los asuntos de familia”.

 

 

Notas:

(1) Miller, J.-A.: “Cosas de la familia en el inconsciente”, Introducción a la clínica lacaniana. Conferencias en España, ELP RBA, Barcelona, 2006, pág. 333.

(2) AA-VV: ArgumentoAsuntos de familia. Sus enredos en la práctica, http://www.asuntosdefamilia.com.ar/es/template.php?file=Argumento.html