Número 13 - septiembre 2019

Remitente de una carta de amor

PRESENTACIÓN DE LA REVISTA EL ESCABEL EN LAS  XXVIII JORNADAS ANUALES DE LA EOL SECCIÓN CÓRDOBA- 21 Y 22 DE JULIO DE 2019.

Sonia Beldarrain 

“La carta (…) ¿no pertenecería pues completamente a aquel a quien se dirige? ¿o es que este último no fue nunca su verdadero destinatario?”

Jacques  Lacan, Seminario de la carta robada

 

Agradezco a la Sección Córdoba por la invitación a participar en esta mesa. Es un honor presentar junto a Mediodicho 44, Virtualia 36 y Lacaniana 26, El escabel de La Plata N°1. Valoramos este gesto, un signo de amor, tan a tono con el tema de estas XXVIII Jornadas que nos convocan estos días. Y agradezco doblemente porque además me dan la oportunidad de conocer este bellísimo edificio declarado Patrimonio de la Humanidad. Efectivamente los organizadores han tenido la excelente idea de presentar nuestras publicaciones en este histórico lugar, que según leí, en 1818, el Gobernador Manuel Antonio de Castro pronunciaba: “Ábrase la Biblioteca para la Universidad y para el Público”. De modo que celebro esta ocasión.

Quiero aclarar que no formo parte del comité de redacción de la revista, lamentablemente sus integrantes no han podido viajar, así que mi exposición la haré en tanto miembro de la Sección, en este momento a cargo de la Secretaría de Biblioteca del Directorio. Por esto no podré dar testimonio de lo que podríamos llamar la “cocina” que dio origen a este primer número de la revista, pero sí de los pasos que la Sección ha dado para que esta publicación salga a la luz. En efecto, somos la Sección más joven de la Escuela, pero la mayoría de quienes la integramos tenemos una larga relación con la Orientación Lacaniana, sostenida desde el análisis, los controles, la participación en Jornadas y Congresos e incluso en publicaciones representativas de los diversos grupos que se disolvieron para crear la Sección. Por ello, creemos que este proyecto que hoy presentamos ya concretado en su primer número no surge de la nada. Desde la creación de la Sección se explicitó una apuesta decidida a la escritura y la transmisión. Producir una revista requirió de su tiempo, puesto que hubo que verificar de alguna manera una relación común a la causa analítica y a la construcción de una nueva affectio societatis que permitiera asumir como propio este nuevo objeto que hoy nos representa dentro de la comunidad de la Escuela, que pudiera ser asumido como propio por todos los integrantes de la Sección. Por esto, luego de incontables conversaciones entre los sucesivos directorios y la instancia Diagonal, recién en el quinto año se pudo llevar adelante la publicación.

Una vez conformado el equipo de trabajo, una cuestión clave fue la idea de producir una revista temática, que si bien permite orientar la producción de los artículos supone un trabajo riguroso y una expectativa de investigación que requiere estar a la altura epistémica de lo que se discute en cada momento. “Felicidad y satisfacción” fue un hallazgo ya que nos permitió situar un problema que atraviesa a la civilización desde sus orígenes  y que tiene claras expresiones en la clínica actual, en tanto el imperativo a ser feliz,  es una de las consignas de las que se vale hoy el capitalismo.

Una primera lectura sitúa a aquel que esté interesado en el tema en una variedad de perspectivas, que en su resultado final, dan una buena idea de qué piensan los psicoanalistas de nuestra Orientación sobre el tema elegido. Hay un precioso artículo de Jacques Alain Miller de 1988, “La ética el psicoanálisis”, que sirve como S1 para la producción general, un dossier que explora el tema central de este número, la perspectiva clínica y sus incidencias contemporáneas, la política lacaniana que hace oír voces diversas a través de entrevistas realizadas a miembros de la AMP, y la perla que siempre constituyen los testimonios de pase.  Todos y cada uno de los textos, de miembros, asociados e invitados han aportado lo suyo para embellecer este escabel y entusiasmar al lector.

El arte de nuestra ciudad  se hizo presente en la imagen de la tapa: la “máscara de la felicidad”, extraída de una performance conocida como “La cultura de la Felicidad”, realizada en el año 1971 por un grupo de artistas platenses, que con su “acción” interpretaban la realidad política de nuestro país en aquel entonces.

Merece un párrafo aparte la elección del nombre de la revista que, como se imaginarán, fue también objeto de discusiones entre las distintas instancias de la Sección. Una vez que la publicación hubo obtenido todos los consensos necesarios, el nombre propuesto comenzó a circular y a producir efectos entre nosotros. Para muchos integrantes de la Sección, no fue fácil la asimilación de un nombre que resultaba incómodo, demasiado ampuloso, inclusive enigmático en relación a aquello que designaba y que tanto faltaba aún esclarecer. Aceptar esta incomodidad nos obligó a ir más allá, a fin de hacer de esta publicación un punto de apoyo a la palabra, un lazo al psicoanálisis que sepa poner en el lugar de la causa “lo que no se sabe” y sin embargo se intenta decir. Consideramos que nuestro escabel es apenas un trazo que se suma al conjunto de las publicaciones que dentro del amplio campo de la orientación lacaniana, estimulan al trabajo y a la transmisión. Que como tal, es una publicación siempre inacabada, pero que busca encontrar su enunciación e intenta hacer pasar a sus eventuales lectores la satisfacción que entraña la apuesta de intentar bien decir lo que hacemos en La Plata.

Por todo lo dicho, no queríamos faltar a la cita de esta mesa, porque para nosotros esta es una presentación en sociedad. Valoramos la amable invitación de la Sección Córdoba, que sabemos conocen acerca del oficio de publicar, por abrir sus puertas a este escabel, escrito con minúscula, apenas un banquito para poder decir algo de lo que nos anuda al psicoanálisis. Si como dice Lacan, toda carta llega a destino, esperamos que esta carta que hoy les traemos, alcance el suyo y que todos los que alguna vez sean invitados a escribir se suban al escabel y encuentren si no la misma, al menos alguna satisfacción parecida a la que sentimos quienes hacemos la revista, creada con amor, con transferencia de trabajo, y muchas horas de esfuerzo, de estudio, de escritura, de corrección, de detalles. En fin, un número 1, con todas las vacilaciones superadas y porvenir. Dispuestos a que esto inaugure una serie, el equipo editorial se encuentra en pleno trabajo del número 2 que esperamos… también llegue a destino, a cada Biblioteca del Campo Freudiano y a todo lector inquieto que se interese por los temas de la época.

Los invito a la lectura

Muchas gracias