Nuevos racismos y retorno de la religión

Nuevos racismosII Jornadas Anuales EOL Sección La Plata: El cuerpo y sus fanatismos, 31 de Octubre de 2015

Trabajos presentados en Mesas Simultáneas

 

por Jorge Luis Santopolo

 

“Nuestro porvenir de mercados comunes será balanceado por la extensión cada vez más dura de los procesos de segregación”. (1)

El retorno del racismo

La realización de esta “profecía” nos pone en la vía de seguir el hilo de la lectura de Lacan hasta “Televisión”, donde va un paso más allá y anticipa el retorno del racismo y los fundamentalismos religiosos. Lo citamos: “En el desvarío de nuestro goce, sólo existe el Otro para situarlo, pero sólo en tanto estamos separados. De ahí las fantasías, inéditas cuando no nos mezclamos.

Lo que no se podría es abandonar a ese Otro a su modo de goce, sino a condición de no imponerle el nuestro, de no tenerlo por un subdesarrollado.

Agregándose a eso la precariedad de nuestro modo, que desde ahora no se ubica más que del plus de gozar, el que no se enuncia de otra manera, ¿cómo esperar que se prolongue la humaniterería de que se visten nuestras exacciones?

Si Dios recobrara la fuerza, terminaría por ex-sistir, lo que no presagia nada mejor que un retorno de su pasado funesto”. (2)

En la tercera clase de su curso Extimidad J.-A. Miller realizó un minucioso proceso de deducción de esta afirmación de Lacan y definió el racismo como el odio al goce del Otro, que no es más que el odio al propio goce que nos habita.

Además, en “¿Racismo en el siglo XXI?”, Juan Carlos Indart plantea: “Sólo me queda decir que en la profecía de Lacan queda un punto que es a deducir a partir de sus formulaciones. En la universalización del discurso de la ciencia, con sus efectos técnicos en la globalización de los mercados, con su imposición de un único modo de goce que sólo se sitúa como plus de gozar, con su arrasamiento de todos los antiguos modos de paliar el racismo originario del goce del ser hablante, no puede sino surgir el llamamiento al significante del Otro como nombre de Dios; queda hacerlo ex-sistir con sus imperativos más feroces, de los que tenemos antecedentes. […] Lacan no se queda calmo, y Miller tampoco, pensando la ferocidad de un Dios que vuelva a ex-sistir porque toma fuerza en el racismo”. (3)

Un año después de “Televisión” Lacan daba una conferencia de prensa en Italia que fue publicada bajo el nombre “El triunfo de la Religión” en la que insiste en plantear las cosas en las mismas coordenadas, aunque no en el mismo tono… “Por poco que la ciencia ponga de su parte, lo real se extenderá, y la religión tendrá entonces muchos motivos aun para apaciguar los corazones”. (4)

 

El triunfo Islámico

Pues bien, hace unos meses, en la clausura de las Jornadas “Interpretar al niño”, Miller realiza una nueva afirmación respecto del retorno de la religión. Lacan siempre se refirió a la “religión verdadera” como la que anida en la tradición del Nombre del Padre, la religión judeocristiana. “Pero –cito a Miller– la mutación del Orden Simbólico que ve al Nombre del Padre dejar un lugar vacío, ilustra ahuecado el lugar donde ha venido bruscamente a inscribirse otra tradición, que no fue invitada, pero que se encontraba en marcha y que se llama el Islam.”. (5)

Del islam nos transmite que no fue intimidado por el discurso de la ciencia y que es especialmente adecuado para dar una forma social a la no relación sexual: “Hace de la no relación sexual un imperativo que proscribe las relaciones sexuales fuera del matrimonio y de un modo mucho más absoluto que en las familias que son educadas con referencia a otros discursos en lo que hoy todo es laxo”.  (6) Además el Dios del Islam no es un Padre, es el Dios Uno y Único. En el Islam no hay fascinación alguna por la causa perdida, ni historia alguna de castración. En este sentido, considera que el islam es un verdadero “salvavidas” para los adolescentes desorientados de hoy… y se encuentra disponible en el mercado de occidente por todas las vías de comunicación, incluidas algunas “actions marketing recientes. El número de fieles no para de crecer.

 

El problema no es el Islam sino sus desviaciones fundamentalistas…

En este punto, los acontecimientos de enero último en Francia y la ofensiva del llamado Estado Islámico en medio oriente  –incluida la transmisión vía internet de “video ejecuciones” – han sacudido los cimientos, y han tenido el efecto de llamado a la lectura, a la interpretación, a la respuesta…

Sobre el final de la misma conferencia y partiendo de la afirmación “sólo se goza del cuerpo propio” y por lo tanto no se goza del cuerpo del Otro, Miller se pregunta si el cuerpo del Otro  no se encarna en el grupo o en la secta; si no se obtiene un cierto goce del cuerpo del Otro del que se forma parte. ¿Hay una nueva alianza entre la identificación y la pulsión en juego en la decapitación, por parte del Estado Islámico, del enemigo occidental infiel?

“Evidentemente, eso se inscribe en el marco del discurso del amo. En S1, el sujeto, identificado como servidor del deseo de Alá que se vuelve agente de la voluntad. Cuando son los cristianos, se dice «voluntad de castración inscripta en el Otro», porque es una relación de padres e hijos. Aquí, es la voluntad de muerte inscripta en el Otro. Ella está al servicio de la pulsión de muerte del otro. S1 es el verdugo, S2 es la víctima arrodillada; la flecha de S1 hacia S2 es la decapitación. Yo satisfago esta voluntad de muerte”. (7)

A esta operación la denomina el “triunfo islámico” y no puede pasarnos desapercibida la referencia al “triunfo de la religión”…

Así racismo y religión retornan tributarios de una lógica infernal en la que llama la atención cómo el fanatismo se deduce de cierto modo de lazo social que conduce a la muerte.

 

 

Notas:

(1) Lacan, J.: “Proposición del 9 de octubre de 1967 sobre el psicoanalista de la Escuela”, en Momentos cruciales de la experiencia analítica,  Manantial, Primera reimpresión corregida, Buenos Aires, 1991, pág. 22.

(2) Lacan, J.: “Televisión”, en Psicoanálisis. Radiofonía y Televisión, Anagrama., 1993, Barcelona, págs. 119-120.

(3) Indart, J.C.: “¿Racismo en el Siglo XXI? Nota sobre el racismo en el siglo XXI, en Coloquio de la Extimidad. En referencia al libro Extimidad de Jacques-Alain Miller, Grama, Buenos Aires,  2011, Pág. 22.

(4) Lacan, J.: “El Triunfo de la Religión”, Paidós, Buenos Aires ,2005, págs. 78-79.

(5) Miller, J-A.: “En Dirección a la adolescencia”, Intervención de Clausura de la 3° Jornada del Institut de l’Enfant “Interpretar al niño”, Palais de Congrès de Issy-Les-Moulineaux, sábado 21 de marzo de 2015. Disponible en francés en http://www.lacan-universite.fr/wp-content/uploads/2015/04/en_direction_de_ladolescence-J_A-Miller-ie.pdf. Transcripción Marie Brémond, Hervé Damase, Pascale Fari, Ève Miller-Rose et Daniel Roy. Texto no revisado por el autor. Traducción: Lorena Buchner. En  http://www.psicoanalisisinedito.com

(6) Ibid.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*