Ecos y reseñasNúmero 14 - diciembre 2019

La escolarización de niños con autismo. El rol del Acompañante Terapéutico

ANTENA AUTISMO LA PLATA CONVERSA CON LOS ACOMPAÑANTES TERAPÉUTICOS — LA ESCOLARIZACIÓN DE NIÑOS CON AUTISMO. EL ROL DEL A.T. EOL Sección La Plata, Lunes, 12 de agosto de 2019

Reseña realizada por Giséle Ringuelet

El lunes 12 de agosto del corriente año, en la EOL Sección La Plata se llevó a cabo la quinta conversación del ciclo realizado por la Antena Autismo.

Participaron en esta ocasión Sofía Noseda y Ana Zimmerman, quienes desde su función de acompañante terapéutico, aportaron viñetas clínicas de niños que cada una de ellas atiende en el ámbito escolar. Mientras que Adriana Arandia, desde su lugar de psicóloga del Departamento de Orientación de la escuela Anexa, transmitió los aportes que el psicoanálisis puede brindar a la educación, y en forma particular a cada niño en el ámbito académico, Como coordinador, Gabriel Tanevitch inició la conversación destacando el lugar novedoso e importante que tiene el acompañante terapéutico (A.T.) en niños con graves problemas de comunicación, ya sea con inhibiciones severas o por el contrario con movimientos y violencia que entorpecen la dinámica escolar.

A continuación, Adriana Arandia, a partir de la tensión que ubicó entre la lógica del no todo del psicoanálisis y la lógica del todo de la educación planteó la necesidad de considerar las incidencias importantes que tiene el proceso educativo en la estructuración psíquica de cada niño. Además, describió con ejemplos la manera de abordar diferentes problemáticas con niños que requieren de A.T. , donde es imprescindible acordar con los padres y con los docentes las diferentes estrategias a seguir en cada caso.

Luego, Sofía Noseda, relató cómo fue graduando las intervenciones en un niño autista. El uso de un objeto privilegiado permitió al niño salir de la desconexión en la que estaba inmerso y usar las palabras para comunicarse dirigiendo la mirada a los otros. Y, si bien este niño todavía requiere de la presencia de un A.T., va aprendiendo la lecto-escritura y los números como otros niños de su edad.

Por último, Ana Zimmerman, luego de relatar las vicisitudes de cómo un niño con graves síntomas en el cuerpo fue modificando su posición, consideró que si bien algunas veces con estos niños las intervenciones duran muy poco, hay que volver a apostar usando otras palabras y estrategias para favorecer la creación y dar lugar a la enunciación propia.

En la conversación muy animada con la que finalizó la noche se enfatizó, entre otras cuestiones, la necesariedad de que estos niños con patologías graves en la comunicación consientan la presencia de los AT. Pero cómo producir este consentimiento es un interrogante que quedó abierto, y que en cada caso, si aparece, indicará la dirección en el que el AT intervendrá guiado por el deseo como brújula.