Extraordinario - septiembre 2020Lecturas

El tiempo ilógico y el estilo

LECTURAS DE LA SECCIÓN: «EL TIEMPO LÓGICO Y EL ASERTO DE CERTIDUMBRE ANTICIPADA. UN NUEVO SOFISMA» – EOL Sección La Plata, 22 de abril 2020

Alma Pérez Abella

Cuando recibí la invitación a escribir a partir del texto de Lacan “El tiempo lógico …” en articulación con el momento actual (plena pandemia) se precipitó a modo conclusivo que esto que estamos viviendo carece por completo de lógica. Lo que nos queda entonces, que no es poco, es el trabajo de interpretar sus consecuencias. Leer sus consecuencias acorde a las reglas del discurso analítico y hacer con ellas de un modo más digno que nos rescate de responder a nuestro propio autoritarismo que pide adaptación, sacrificio y más adaptación. El tiempo de pandemia muestra en cada sujeto cuál es su relación a la ley (sensata e insensata), sus arreglos sintomáticos, sus goces, y si puede o no usar su estilo como el mejor salvavidas contra el aplastamiento del deseo.

Un paciente en una de sus sesiones me dice con gran lucidez: “entre el encierro, el temor por la salud, el trabajo a distancia y los ensayos virtuales con la banda, el asunto es encontrar el groove”. Le pregunté de qué se trataba eso. Groove es un término que utilizan los músicos para aludir a la sensación que generan ciertos géneros musicales. La palabra groove proviene de la expresión in the groove (literalmente, en el surco, aludiendo a la ranura de los discos de pasta sobre las que se apoya la aguja que lee las sinuosidades del disco), frase para designar una forma de tocar con estilo ajustado y satisfactorio. Está profundamente ligado a lo cultural y singular de cada músico, algunos lo logran, otros no. En quien escucha genera ciertos movimientos del cuerpo, es eso que te hace mover el pie o la cabeza como respuesta a la satisfacción (1).

El Groove me pareció entonces lo más cercano a lo que en psicoanálisis llamamos estilo, de hecho etimológicamente el término estilo deriva del latín y significa “punzón para escribir” lo cual da una manera o arte de escribir, en definitiva, de hacer sonar algo.

Estilo que reinstala la función de la causa, reactiva la actividad pulsional anudada a la función deseante. Encontramos la marca de un estilo – el groove –  en el juego inconfundible que cada sujeto tiene con el tiempo, su flexibilidad, la que le permite seguir la melodía por el gusto de instalar la síncopa (el corte) para ir un poco a contrapelo y  por esa vía generar cierto efecto de sorpresa, no sin por esto ajustarse a cierto “orden armónico” (#quedateencasa).

El ritmo que cada uno le imprima a este tiempo ilógico, tiempo de pandemia, estará condicionado por su relación al deseo, al modo en que haga funcionar la división del tiempo, “pulsación temporal, apertura y cierre del inconsciente”(2) dirá Lacan en El Seminario 11. Cuando esos cortes temporales hacen surgir cierta apertura, generan una estructura ficcional sobre lo real, y si esa ficción está a cierta distancia de las cantinelas del fantasma, el sujeto estará a resguardo de demandar garantías (a los epidemiólogos, médicos, al estado y al buen Dios todo poderoso) sabrá que eso tiene como moneda de cambio pagar con su deseo, el que queda aplastado (en esta situación de pandemia sería “encerrado y acobardado”). 

La experiencia de un análisis es una experiencia del tiempo bajo una modalidad discursiva que no responde a las lógicas del discurso capitalista, las que parecen haberse impuesto de modo exacerbado en esta nueva “normalidad”. Tiempo que debería ser  “efectivo” y cual espada de Damocles nos acorrala entre el instante de ver y el momento de concluir.

Si “el status del inconsciente es ético”(2) y seguimos a Lacan cuando afirma que el estilo es el modo de marcar la pulsación entre el sujeto y el objeto a, toca a cada uno desplegar el  tiempo para comprender, a cierta distancia del barullo virtualizado, hacerse un tiempo que propicie el lazo a la palabra y a los otros. A este tiempo ilógico hay que inyectarle un poco de estilo, encontrarle el groove, eso que nos hace mover el esqueleto como conjuro para no quedar momificados.

Fecha de recepción 28/06/2020

Bibliografía

Lacan, J.: El tiempo lógico y el aserto de certidumbre anticipada. Un nuevo sofisma. En Escritos 1, Siglo XXI Editores, Buenos Aires, 2005.

Lacan, J.: El Seminario, libro 11, Los cuatro conceptos fundamentales del psicoanálisis, Paidós, Buenos Aires., 1987.

Freud, S.: La interpretación de los sueños, T. V, Editorial Amorrortu, Buenos Aires, 1976.

Notas

1- Se trata de cierto juego tonal, ligado a los patrones rítmicos y melódicos que van a contrapelo de nuestras expectativas, estos son los que más se disfrutan por la complejidad y el efecto sorpresa que generan, produciendo un efecto de corte (síncopa).

2- Lacan, J.: El Seminario, libro 11, Los cuatro conceptos fundamentales del psicoanálisis, Paidós, Buenos Aires., 1987, p. 40-41.