Jornadas y CongresosNúmero 10 - diciembre 2017

El síntoma escritura y la asimetría de los sexos

IV JORNADAS ANUALES DE LA EOL SECCIÓN LA PLATA, EL CUERPO: GOCES Y FICCIONES –La Plata, 28 de octubre de 2017

 

1 (357)

 

 

Jorge L. Santopolo

 

 

1. El psicoanalista y sus ficciones: la diferencia sexual, la asimetría de los sexos

El título de la mesa que nos convoca me parece una buena oportunidad para interrogar un tema sobre el que estamos investigando en un cartel que expone su recorrido en el marco de un Seminario Diurno en nuestra Sección.

La oposición hombre-mujer, masculino-femenino, activo-pasivo recorre toda la literatura de psicoanálisis atravesando la obra de Freud, la de los post-freudianos y ha sido abordada por Lacan en numerosas oportunidades.

En su última enseñanza Lacan aborda de modo novedoso el tema y lo hace alrededor de la cuestión del síntoma como acontecimiento de cuerpo. La redefinición del síntoma a la que asistimos en El seminario 23 –gracias al uso del nudo borromeo– no se reduce a un cambio de grafía, sino que transforma de modo radical la noción misma de síntoma tanto como la de escritura.

En esta transformación ha llamado mi atención un desplazamiento de la idea de diferencia sexual hacia una radical asimetría de los sexos según el modo en que el ser hablante (parlêtre) se relacione con su cuerpo.

 

2. L.O.M.

El cuerpo del hombre es el efecto de un anudamiento borromeano de Imaginario, Real y Simbólico que se hace letra en el órgano, permite “sentir” el cuerpo y “creer” que se lo tiene. Se trata de un acontecimiento en “su” cuerpo que puede o no producirse y, por lo tanto, es contingente. Es anterior e independiente de toda referencia identificatoria y de este modo prescinde del Otro para hallar su consistencia. Pero entonces, ¿de dónde la obtiene? Lacan la hace depender de una inyección de goce en el imaginario corporal, localizable en la juntura de imaginario y real del nudo. Así relee el ajetreo jubiloso de la fenomenología de la experiencia del estadio del espejo. De allí se desprende la relación de adoración que LOM tiene con su imagen: “Elsecreebello a escribir como escabello sin el cual no hay quien sea ding! denombre dehombre (…) LOM tiene al principio. Eso se siente, y una vez sentido, eso se demuestra”. (1)

Ahora bien, dije que este anudamiento es contingente y si venimos de caracterizar el caso en que ocurre, no podemos no preguntarnos: si no se produce, ¿cómo se logra sentir el cuerpo, creer que se lo tiene?

 

3. Por el lado de Joyce

Lacan ubica en la escena de la golpiza relatada en “Retrato del artista adolescente” que Joyce “no siente nada”. Este hecho testimonia del deslizamiento del imaginario corporal que se desprende como la cáscara de un fruto maduro a raíz del lapsus de escritura del nudo. El “Ego” de Joyce, ser “El artista”, es el invento sinthomático que permite a Joyce volver a anudar el imaginario caído en dicha escena y reparar/suplir la propiedad borromea en un nudo de cuatro anillos. Joyce produjo este sinthome sin pasar por un psicoanálisis, cuestión que abre para Lacan toda una nueva perspectiva, incluso más allá del campo de la psicosis…

 

4. Una mujer

“Dejemos al síntoma en lo que es: un acontecimiento de cuerpo”. Dicho acontecimiento LOM lo siente en “su” cuerpo puesto que lo tiene, pero “una mujer, por ejemplo, es síntoma de otro cuerpo. Si no se da el caso, una mujer queda síntoma denominado histérico (…) O sea, paradójicamente, que solo le interesa otro síntoma”. (2)

Se perfila en estos párrafos de “Joyce el síntoma” una verdadera asimetría de los sexos respecto del síntoma entendido como acontecimiento de cuerpo. Del lado mujer nos presenta dos modalidades posibles: síntoma de otro cuerpo o síntoma histérico (síntoma de síntoma). En esta dirección, debemos continuar nuestra investigación para precisar qué entendemos por acontecimiento de cuerpo y la diferencia clínica que supone esta variedad de producción de síntomas.

En palabras de Eric Laurent en El Reverso de la biopolítica: “está el cuerpo del lado hombre y el del lado mujer, por lo tanto, hay asimetría de sus relaciones respectivas con el síntoma escritura”. (3)

 

5. Escritura, letra y goce peniano

Decíamos al principio de este trabajo que el cuerpo de LOM es un acontecimiento de cuerpo que anuda real, simbólico e imaginario y se hace letra en el órgano, pero ¿qué quiere decir que se hace letra? Revisemos la idea que introduce Lacan respecto de la escritura del nudo en El seminario 23:

“A decir verdad, el nudo borromeo cambia completamente el sentido de la escritura. Confiere a dicha escritura una autonomía, tanto más notable cuanto que hay otra escritura, esa que resulta de lo que se podría llamar una precipitación del significante”. (4)

Se trata de una letra nodal que anuda los tres registros al escribirse. El cuerpo que LOM tiene es un síntoma escritura que se letrifica en el órgano. Interrogamos ahora qué implica decir “en el órgano”: ¿se trata del pene, del falo o de ambos?, ¿qué goce es el que permite sentir el cuerpo? Resuena de otro modo aquí la aseveración de Lacan al principio del mismo seminario cuando dice: “El goce llamado fálico no es, por cierto, en sí mismo el goce peniano. El goce peniano surge con respecto a lo imaginario, es decir, al goce del doble, de la imagen especular, del goce del cuerpo”. (5)

 

6. Hacia Barcelona

La cita de Barcelona implica aún el desafío lanzado por J.-A. Miller en la conferencia “El inconsciente y el cuerpo hablante” de explorar la experiencia del “análisis del parlêtre” (6). Los interrogantes que suponen cada uno de los cinco puntos expuestos emanan de la práctica que llevamos adelante en la que las dificultades de los seres hablantes para arreglárselas con su cuerpo están, cada vez más, a la orden del día…

 

 

Texto presentado en la Mesa Plenaria: “El analista y sus ficciones”, IV Jornadas Anuales de la EOL Sección La Plata: El cuerpo: goces & ficciones, 28 de octubre de 2017.

 

Notas

(1) Lacan, J.: “Joyce el Síntoma” en Otros Escritos, Paidós, Buenos Aires, 2016, pág. 591.

(2) Ibíd. pág. 595.

(3) Lacan, J.: El Seminario, Libro 23, El Sinthome, Paidós, Buenos Aires, 2015, pág. 142.

(4) Laurent, E.: El Reverso de la biopolítica, Grama, Buenos Aires, 2016, pág. 60.

(5) Óp. Cit., pág. 55-56.

(6) Miller, J-A.: “El inconsciente y el cuerpo hablante” en Revista Lacaniana de Psicoanálisis N° 17, Grama, Buenos Aires, 2014, pág. 32.

 

Bibliografía

Indart, J.C.: “Sobre el estadio del espejo, según Jacques Lacan”, en Lo Imaginario en Lacan, Grama Ediciones, Buenos Aires, 2017.

Lacan, J.: El Seminario, Libro 23, El Sinthome, Paidós, Buenos Aires, 2015.

Lacan, J.: “Joyce el Síntoma” en Otros Escritos, Paidós, Buenos Aires, 2016.

Laurent, E.: El Reverso de la biopolítica, Grama Ediciones, Buenos Aires, 2016.

Miller, J-A.: “El inconsciente y el cuerpo hablante” en Revista Lacaniana de Psicoanálisis N° 17, Grama, Buenos Aires, 2014.

Miller, J-A.: Sutilezas analíticas, Paidós, Buenos Aires, 2011.

Miller, J-A.: Piezas Sueltas, Paidós, Buenos Aires, 2013.

Miller, J-A.: El ultimísimo Lacan, Paidós, Buenos Aires, 2014.