CartelesNúmero 13 - septiembre 2019

Cubismo  del tiempo del Cartel: Distintas perspectivas

PRESENTACIÓN DE LAS XXVIII JORNADAS DE CARTELES –  EOL Sección La Plata, 10 de abril de 2019

 

Carolina Córdoba

 

 

¿Hay tiempo para el Cartel?

Que “algunos otros” con un Más- uno se pongan de acuerdo en la ardua tarea que a menudo resulta encontrar un tiempo en la agenda para el  funcionamiento y la  frecuencia, revela que la dimensión de lo real del tiempo está en el inicio mismo del Cartel .

Tiempo y topología en el Cartel.

Si el Cartel acontece, es porque el tiempo se aloja como elemento de lo real, con su espesura libidinal, el tiempo con su erótica. El Cartel no es sin el tiempo no solo porque la disolución esté en su horizonte, sino porque, el tiempo no es sin la topología, el saber sólo si circula, preserva un vacío que va en contra del horror témpori (1) que es también el horror vacui tan propio de esta época. Jóvenes y no tan jóvenes del siglo XXI estamos signados por las paradojas de la hipermodernidad. Arrojados a la deriva maníaca, en la aceleración de la vida. Lo peor que le puede pasar a alguien hoy es perder el tiempo.  O el enlentecimiento, cuando no una eterna procastinación, o letargo del lado melancólico de la vida.  El letargo y abatimiento como la contracara de la aceleración siempre eufórica y maníaca. Maneras de evitar y diluir el tiempo de comprender. Este tiempo, sin respuestas, sin certezas, pero necesario para que algo se geste, se desprenda, intervalo duro de soportar, vacío fecundo. Hoy la demanda de formación se potencia con la oferta inmediata de la instrucción rápida, virtual e hiperespecializada, .donde el empuje a la aceleración contrae el instante de ver al momento de concluir, cortocircuitando el tiempo de comprender. ¿Cómo sería posible debilitar “el andamiaje de las lecturas coaguladas” (2) sin la posibilidad del despliegue de un tiempo de lecturas? ¿El tiempo de comprender también es tiempo de desinvestir?. Tampoco se trata de permanecer en ese tiempo lentificando eternizándolo, el Cartel cuenta con la disolución, el corte y lo fulgurante. La invitación a las Jornadas de Carteles se presenta como un corte en el estado de trabajo convocando a que algo de la prisa opere en la escritura elaboración provocada vía la transferencia de trabajo.

La hora del Más-uno

La función Más-uno dispone de las posibilidades de introducir una aplicación del tiempo inédita. Maniobras con el tiempo, en el trabajo de lectura que el Más Uno   propicia con la detención, el enlentecimiento; interrogando cada enunciado para ir contra la doxa, los slogans del espíritu mayoritario, los prejuicios, las necrosis del lenguaje que pretenden taponar el agujero. Como así también, cada tanto, avanzar a toda prisa dejando que algo quede en suspenso. ¿Quién del Cartel rescatará eso que quedó al margen del camino?  Procurando que no se colme el agujero, vacío medio actuante del Cartel- con las identificaciones, los saberes estereotipados: palabras sin vergüenza que pretenden la consistencia pero ignoran la insistencia Como “pausa presencial (3) encarna, el Más-uno estar a la hora con el propio deseo. Sobre el fondo de la imposibilidad, un deseo de saber no consabido que se despoje del peso de los ideales y el confort de lo ya sabido. El Más uno orienta a cada uno a su rasgo y cada uno desde su rasgón imprime al Cartel su singular temporalidad. Rasgo, riesgo y trazo de vida para hacer un lazo con el otro que no sea en términos de sumisión. Lacan en el cierre de las Jornadas de carteles en 1975 dijo: “El anonimato que preside a la comunidad religiosa es algo que debe hacerles presentir que en este pequeño número – refiriéndose al cuatro + uno- hay un lazo con el hecho de que en este pequeño grupo cada uno porta su nombre”…(4) Si el Más-uno descompleta la obscenidad imaginaria del grupo, que se sostiene en el funcionamiento del líder y en el anonimato de la masa ¿Cómo práctica la disciplina de la inconsistencia, de qué modo se adhiere al régimen de la contingencia?

El tiempo del Cartel en el Año Cero

¿Crece el Cartel en extensión? Propongo preguntar si crece el Cartel en intensión, me refiero a como empalma el tiempo con la formación del analista y el compromiso de los cartelizantes y el Mas-uno, con la lógica colectiva inventada por Lacan para el tratamiento del Uno y lo múltiple, Escuela, Cartel y Pase? ¿De qué manera se resguarda la lógica del no-todo, para que el Uno no sea todo y sea un Uno des- totalizador, anti segregativo? ¿Cómo incidir para que la vida sea más digna en esta época cuyo espíritu del tiempo, se traduce como los tiempos que corren? (5) No solo por “la aceleración que va contra el detrimento de un tiempo que procuraría un lugar para el deseo”, sino aún más, porque la intervención del mercado y la ciencia corren a favor de la homogeneización, con la consecuente segregación, odios y violencias que enarbolan la pulsión de muerte. Ram Mandil nos advierte que: “esa referencia a una aceleración temporal con relación a la falta del Otro nos obliga a estar atentos a los modos de interpretación de esa falta ya que es justamente allí donde el sujeto se enfrenta con su propio estatuto enigmático retratado por el desliz de una pregunta; ¿qué quiere el otro de mi’? hacia una interrogación vuelta sobre sí mismo ¿que soy yo para el otro?(6) El Cartel como invención colectiva es una de las apuestas lacanianas más valiosas, una ayuda contra los peligros de la docilidad y las radicalizaciones más atroces, lo que Lacan advertía “…los oscuros poderes del superyó se coaligan con los más cobardes abandonos de las conciencia para llevar a los hombres a una muerte aceptada por las causas menos humanas y que todo lo que se presenta como sacrificio no es por ello mismo heroico”. (7)

 

 

Notas

(1) Miller J.-A., La erótica del tiempo Tres haches editores Bs As año2003 pág. 19

(2)Tudanca, L. “Pasando el cartel” en Cuatro+uno Publicación virtual de Carteles Edición 8   EOL

(3)Leserre A.” El analista …pausa presencial”  en Revista Mediodicho 41 Don´t stop EOL Sección Córdoba 2015, pág. 47

(4)Lacan J.j, “Cierre de las Jornadas de Estudio de Carteles de la Escuela Freudiana en Lacaniana 17 EOL Bs. As 2014

(5)Miller J-A. Todo el mundo es loco Paidós BSAS 2015pág. 11

(6)Mandil, r. “Tiempo y acto analítico” Revista el Caldero de la Escuela Nro 84

(7) Lacan J “La psiquiatría inglesa y la guerra” en Otros escritos Paidós Bs As 2012 pág. 131